7.6.04

Pasión

Me sumí en la más excitante intranquilidad y me dejé ir por la corriente.

Me sentía tan animal, que mis instintos sexuales se desbordaban, y solo quería apresarlo entre mis piernas y no dejarlo ir hasta mirarle a los ojos y verle perdido en el placer.
Y con gran particularidad me extasiaba el tenerte en la mente y tocar otro cuerpo.

Me encanta que dejes tu olor en mi piel.

Nos gusta ser como animales en busca de saciar el placer, buscando realizar un instinto básico.

Luego te tomo entre mis manos, y acaricio cada centímetro de tu cuerpo. Mientras siento tu húmeda lengua recorrer mi cuerpo, y aquellas sensaciones que vienen en ondas llegan a mi garganta para convertirse en un ligero gemido.

Tu rostro se acerca, y mi faz se hunde en tu cuello, siento entonces como me rodean los brazos del deseo, y solo en ese momento ocupo morder tu cuello para robar más de tu sabor.

Siento como mis manos quieren posarse entre tus piernas, mientras mis ojos navegan por tu mirar malvado, y logro ver en ellos fuego y entonces la piel se llena un rocío fino del sudor.

Para finalmente darme cuenta que me excitas y te deseo, eres un veneno que quiero seguir probando.

2 comentarios:

Anthony Alvarado dijo...

Felicidades por los blogs ticos!!
Exitos y saludos!

Anthony
http://anthonyar.blogspot.com

Carola dijo...

aqui todo se murió???